miércoles, 21 de noviembre de 2007

Incapaz

De nuevo,
segundo tras segundo,
en ceniza se convierte mi cuerpo.

Los anhelos de un futuro inexistente,
mensajeros del recuerdo,
de repente.

Arrodillado
en mi hedor mecánico
escupo lágrimas al ser estrujado.

La estructura de papel de seda
muere en silencio.
Esquela.

9 comentarios:

NOCTURNA dijo...

VELOCET, aquí lo transcribo:

"AY, LA VIDA!"

Los paños púrpuras de la vida
provocan tentación.

El hombre está sangrando...

Es, aquí, un personaje secundario.

Confunde el paño.
Agranda sus heridas.

Ahora...
oye los aplausos.

Aplausos que le pesan
mientras va cayendo
su cuerpo,
lentamente,
en la arena...

(Por: Danhir Salomón)
ENTRADA: Domingo 4 de Noviembre de 2007

Velocet dijo...

Voy a su guarida y a pegarme unos azotes por atontao :)

Ross dijo...

Gracias por pasar...no conozco a eso que me decis, pero ese es mi final jajajaja.

Mensajeros del pasado, yo les pego un gomerazo.
No quiero que vengan ;_; jjajajaja

Te dejo muchos saludos! ^ ^

Te agrego a mis links, soy tan colgada que me olvido de pasar por aqui :)

saludos.

றΐŋ dijo...

"en ceniza se convierte mi cuerpo"...

Un lindo fenix acaba de nacer n_n

Besos Velocet ;)

Partageé dijo...

Vagas de calle y vacío
entre las almas que mueren para poder vivir
la ciudad duerme y tu lengua se descuelga de marañas
Y eres único y caminas con los dientes
y sudas palabras como Incapaz...

Velocet dijo...

Gracias a todos. I adore u :)

Viktor Gómez dijo...

Para no caer ni en la retórica ni en el lameculos o en la contraresistencia, para ser justo, vamos, atribuyo la fuerza de tu léxico a un accidente genético singular, una mutación per/versa, que eliminó de tus cromosomas la languidez espiritual y el carnal aborregamiento de los neonatos de la era de la desinformación y el nanopensamiento.

Un Eduardo Manostijeras no tendría hervor en la saliva como tú y un killer de wamps no se saciaría con la polvora y dardos de una noche roja.

Aún después de releer estas noches tu blog en distintos estados de animo, pese a ser mi bagaje lector pobre en realismos sucios, irreverentes, ferozmente proféticos y antisistema,
siento familiaridad con tus letras, identidad afin en los contrarios, armonía, si, desde el otro lado del espejo.

Velocet, se severo y disciplinado, orienta tu voz contra las lecturas halagüeñas, gira siempre a la izquierda de tu corazón y vuelve a tus primeras intuiciones. Acertarás, creo.

He incluido tu blog en el mío, en el espacio que cierra la página con "BLOGS QUE RESISTEN". Quiero ir fácil a tu no lugar y poder compartirlo con otros compas del insomne vicio solitario:

leer.


Tu Víktor

Velocet dijo...

Esto resulta excesivamente ruborizante, Víktor.

Este otro lado del que hablas es como el antónimo pero cambiando un poco el tono. Se habla y se grita acerca de lo mismo que, normalmente, es el amor, la soledad, las injusticias... Esas pequeñas cosas que se nos hacen tan grandes porque, en realidad, somos muy pequeños. Es por ese tamaño de gigante que llegan aquí en versos al intentar darles forma. Y aquí están a mi forma, supongo que ni mejor ni peor que otra, pero a mi forma :)

Es de un agrado supino llegar así :D

Y tú también fuiste linkeado, jiji ^^

Un abrazote :)

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.